slider produkte

Default Kopfgrafik

Kopfgrafik Entspannung 1903x550Kopfgrafik Entspannung gross

Sillas de oficinaImprimir

Dentro de la categoría de las sillas de oficina, podemos distinguir entre la silla activa (que estimula los movimientos) y la silla estándar con características adecuadas para la espalda. La silla de oficina estándar forma parte así del "equipamiento básico saludable", que no debe faltar en una oficina y que debe cumplir al menos los siguientes criterios.

¡Existe una relación directa entre la productividad y las condiciones de trabajo!

La salud y el rendimiento laboral dependen en buena medida del diseño y el uso de la silla de oficina. Por ejemplo, si por algún motivo adoptamos una cierta postura corporal, esta repercute en nuestros procesos de pensamiento y percepción (cognición), en nuestros razonamientos, actitudes y —naturalmente— emociones. La silla de oficina estándar con características adecuadas para la espalda dispone entonces de elementos intuitivos de ajuste, que permiten adaptar fácilmente la altura y la profundidad del asiento a las necesidades individuales. Con sus sillas de oficina, los fabricantes también aportan una importante dosis de movimiento saludable al lugar de trabajo. El asiento y el respaldo están equipados con un mecanismo sincronizado y siguen automáticamente los movimientos del cuerpo. Dicho mecanismo combina un movimiento hacia atrás del respaldo con un descenso coordinado de la superficie del asiento en la parte posterior, con lo que se modifica el ángulo de apertura. De este modo, en definitiva, el usuario puede reclinarse hacia atrás de manera más confortable.

Todas las sillas de oficina estándar aprobadas por AGR tienen, además, un sistema de suspensión en profundidad de gran eficiencia, que amortigua el movimiento al sentarse y evita así una compresión de la columna vertebral. La superficie del asiento cuenta con un mecanismo integrado de inclinación hacia delante de tipo libre o regulable, que también puede ajustarse individualmente en profundidad. Los reposabrazos regulables en altura, anchura y profundidad alivian la carga ejercida sobre la musculatura del hombro y del brazo (lo que resulta esencial al realizar un trabajo intensivo frente al monitor). Entre muchas otras cosas, el equipamiento básico de una silla de oficina estándar puede incluir asimismo la posibilidad de ajustar individual o automáticamente la presión de apoyo de la espalda, así como un respaldo alto que proporcione un soporte equilibrado.

Elementos de ajuste: pocos, pero prácticos

Una buena silla de oficina requiere unos pocos elementos de ajuste, aunque estos deben ser prácticos y permitir un fácil acceso. Para promover la salud y un rendimiento eficaz en la oficina, es importante que las características del asiento aseguren un cuidado adecuado para la espalda (por ejemplo, a través de una frecuente alternancia entre las posturas de trabajo). Esta protección ergonómica en el ámbito laboral beneficia tanto al empleador como al empleado, algo a lo que rara vez se presta atención.

Complemento ideal

Por cierto, no basta con tener una silla adecuada para la espalda. Hay que observar y armonizar todo el espacio de trabajo de la oficina: el entorno, la iluminación, las dimensiones del escritorio, la disposición del monitor, etc. Para lograr un complemento ideal, se puede recurrir a los puestos de trabajo combinados (de pie/sentado) o a un pupitre de pie adicional.

Sillas de oficina para un uso durante las 24 horas

Especialmente altas son las exigencias que deben satisfacer las sillas destinadas a puestos en los que se trabaja durante las 24 horas (por ejemplo, centros de control). Por un lado, los asientos deben favorecer una postura erguida, permitir el cambio de posiciones y asegurar un óptimo contacto visual (monitores); por el otro, deben estimular el rendimiento específico necesario. Es por ello que estas sillas siempre incorporan un reposacabezas ajustable. Otros aspectos importantes son la calidad y la robustez, ya que los asientos deben ser aptos para personas con un peso elevado y para tres turnos de trabajo.

Resumen

  • Es importante disponer de un ajuste sincronizado entre la superficie del asiento y el respaldo. De este modo se modifica el correspondiente ángulo de apertura entre ambos elementos en una relación acorde al cuerpo. El eje de rotación de la superficie del asiento debe quedar lo más cerca posible del borde delantero del asiento para que este no se levante al inclinar hacia atrás el respaldo.
  • Con aplicación de fuerza y suficiente estabilización, el ángulo de apertura entre el respaldo y la superficie del asiento debe ser como mínimo de 110°.
  • El respaldo debe proporcionar un apoyo equilibrado.
  • Para que la columna vertebral mantenga su forma natural también en la posición sentada, lo ideal es que la silla cuente con un apoyo lumbar de regulación individual. Dentro de este marco, el respaldo debe mostrar al menos los patrones anatómicos.
  • La presión de apoyo del respaldo debe ofrecer la posibilidad de regulación individual o de ajuste automático a las necesidades de los diferentes usuarios. Al apoyarse contra el respaldo, el usuario debe sentir que existe una resistencia (estimulación de la actividad muscular). La sensación debe seguir siendo agradable y no ser percibida como un esfuerzo.
  • El respaldo debe ser lo más alto posible para que la columna torácica se vea aliviada de la carga al reclinarse hacia atrás (altura mínima: 45 cm desde la superficie del asiento hasta el borde superior del respaldo en la posición más baja).
  • Asegúrese de que, en caso de un contacto permanente con el respaldo, el acolchado no limite la libertad de movimiento de las articulaciones de los hombros y los brazos.
  • La estructura anatómica del asiento debe impedir que se produzca un deslizamiento hacia fuera, incluso al reclinarse hacia atrás. De esta forma se favorece la posición correcta de la pelvis.
  • Para adaptarse a la longitud de los muslos de diferentes usuarios, es necesario tener un mecanismo que permita ajustar individualmente la profundidad (por ejemplo, en forma de un asiento deslizable). De manera alternativa, existe la posibilidad de que un asiento sin sistema de regulación sea adecuado y suficiente para quien lo usa permanentemente. Importante: Entre la articulación de la rodilla y el borde delantero del asiento debe quedar un espacio libre de 2-3 dedos de anchura para garantizar una buena circulación sanguínea en las piernas.
  • La superficie del asiento debe poder presentar una ligera inclinación hacia delante.
  • La silla debe contar —incluso en la posición más baja— con un mecanismo de amortiguación, a fin de proteger la columna vertebral contra los impactos que se producen al sentarse (suspensión en profundidad).
  •  Una buena silla de oficina de calidad estándar debe tener un asiento regulables en altura.
  • Todos los elementos de ajuste deben ser sencillos, accesibles, funcionales, ergonómicos y fáciles de manejar.
  • Una buena silla de oficina de calidad estándar debe tener reposabrazos regulables en altura. Sólo en casos excepcionales se puede prescindir de ellos. Los reposabrazos ayudan a que las personas se sienten y se levanten de la silla de forma saludable, cuidando la espalda y aliviando temporalmente la carga ejercida sobre la musculatura de la cintura escapular; además, es conveniente que puedan ajustarse en anchura y profundidad, de forma tal que los antebrazos se apoyen cómodamente. Los reposabrazos giratorios optimizan el apoyo cuando se realizan movimientos que van más allá de la anchura de la silla y cuando se trabaja con los brazos ligeramente extendidos.
  • Especialmente altas son las exigencias que deben satisfacer los asientos destinados a puestos en los que se trabaja durante las 24 horas. La silla debe proporcionar apoyo a la columna vertebral, favorecer la alternancia de posturas, permitir un óptimo contacto visual con los monitores de control y estimular el rendimiento específico necesario. La naturaleza de la actividad (vista dirigida a los monitores) requiere un reposacabezas regulable en altura e inclinación, un respaldo alto (58 cm como mínimo) y un ángulo de apertura amplio. Además, la silla debe ser apta para personas con un peso elevado y para ser usadas durante las 24 horas del día.

Requisitos mínimos

  • Ajuste sincronizado entre la superficie del asiento y el respaldo
  • Posibilidad de un ángulo de apertura (superficie del asiento/respaldo) de al menos 110°
  • Reposabrazos regulables en altura
  • Apoyo equilibrado proporcionado por el respaldo
  • Apoyo lumbar / respaldo anatómico
  • Ajuste individual o automático de la presión de apoyo de la espalda
  • Altura del respaldo de 45 cm como mínimo
  • Libertad de movimiento para las articulaciones de los hombros y los brazos incluso durante el contacto con el respaldo
  • Forma anatómica de la superficie del asiento
  • Profundidad adecuada o regulable del asiento
  • Posibilidad de inclinación (al menos –4°) hacia delante, libre o bloqueable (útil también en las sillas usadas durante las 24 horas)
  • Suspensión en profundidad del asiento
  • Ajuste de la altura.
  • Elementos de ajuste fáciles de usar
  • Acolchado ecológico en asiento y respaldo

Otra característica importante

  • Reposabrazos funcionales, con posibilidad adicional de ajuste en anchura/profundidad y giro
  • Reposacabezas regulable en altura e inclinación (presencia indispensable en caso de un ángulo de apertura grande)
  • Respaldo para estimular la movilidad multidimensional de la columna vertebral

Requisitos mínimos suplementarios para sillas de oficina en uso las 24 horas del día

  • Reposacabezas regulable en altura e inclinación conforme a las características anatómicas
  • Mayor ángulo de apertura (de al menos 125°)
  • Altura del respaldo de 58 cm como mínimo
  • Aptitud para el uso por parte de personas con un peso elevado
  • Reposabrazos funcionales, con posibilidad adicional de ajuste en anchura/profundidad y giro
  • Regulación individual de la profundidad del asiento
  • Acolchado fabricado con materiales resistentes

Productos con el sello de calidad AGR de este área

 

Sillas de oficina activas, especialmente para fomentar el movimiento:

Fabricantes

aeris GmbH*
Hans-Stießberger-Straße 2a, 3. OG
85540 Haar b. München
ALEMANIA
Tel. +49 89/90 05 06 0
Fax +49 89/90 39 39 1
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.aeris.de

Dauphin HumanDesign® Group GmbH & Co. KG**
Espanstraße 36
91238 Offenhausen
ALEMANIA
Tel. +49 9158/17 700
Fax +49 9158/17 701
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.dauphin-group.com

Haider Bioswing GmbH ***
Dechantseeser Str. 4
95704 Pullenreuth
ALEMANIA
Tel. +49 9234/99 22 0
Fax +49 9234/99 22 166
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.bioswing.de

Sedus Stoll AG***
Christof-Stoll-Str. 1
79804 Dogern
ALEMANIA
Tel. +49 7751/84 300
Fax +49 7751/84 61 300
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.sedus.com

Wilkhahn*****
Wilkening+Hahne GmbH +Co.KG
Fritz-Hahne- Straße 8
31848 Bad Münder
ALEMANIA
Tel. +495042/9990
Fax +495042/ 999226
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.wilkhahn.com

información adicional

Sentarse correctamente en una silla de oficina

¿De qué sirven todas las soluciones técnicas si no se hace uso de ellas y la silla no se ajusta a las necesidades individuales del usuario? Por ello, le recomendamos familiarizarse con las posibilidades de ajuste de su silla de oficina. Las instrucciones de uso del fabricante le ayudarán a ello. Un buen fabricante y un buen comerciante instruye incluso personalmente a sus clientes. Quien se sienta incorrectamente durante mucho tiempo, o sea, se dobla demasiado hacia adelante o está sentado torcido, afecta el proceso de respiración y digestión. Sentarse de forma incorrecta provoca cansancio prematuro, problemas de riego sanguíneo y digestión, así como dolor de espalda y hasta afecciones graves de la musculatura y el esqueleto.

Por ello, le recomendamos tener en cuenta los siguientes puntos al estar sentado:

  • Aprovechar bien la superficie de asiento: Solo así, se garantiza el contacto de apoyo con el respaldo.
  • Ajustar exactamente la altura de asiento: La articulación del codo debe presentar un ángulo de 90°, aproximadamente, cuando los antebrazos yacen horizontalmente sobre la superficie de trabajo. También la articulación de la rodilla debe estar doblada en un ángulo de 90°, aproximadamente, cuando los pies están completamente apoyados en el suelo. Cuando la superficie de trabajo es demasiado alta y no se puede corregir hacia abajo, utilice un reposapiés. El reposapiés –de una anchura mínima de 45 cm y una profundidad mínima de 35 cm– debe ser antideslizante y ajustable en altura e inclinación.
  • Ajustar el respaldo: La parte convexa del respaldo debe apoyar la columna vertebral en la zona de la 3ª y 4ª vértebra lumbar a la altura de la cresta ilíaca.
  • Estar sentado de forma dinámica significa cambiar frecuentemente de posición. En ninguno de los casos debe bloquearse el mecanismo. Así, se trabaja y entrena la musculatura de forma muy variada.

La siesta en la oficina aumenta el rendimiento y la concentración

35 Siesta en la oficina150En algunos conceptos de sillas de oficina se han previsto posiciones de asiento variables y hasta la posición tumbada. Estas sillas de oficina se distinguen por un ángulo de apertura especialmente grande que permite la llamada posición de relax.

Hace unos pocos años hubiera sido impensable trabajar tumbado en la oficina. No solo porque nuestra actividad de oficina no hubiera permitido esta posición, sino porque socialmente no estaba legitimada la horizontal como posición de trabajo en la oficina. Sin embargo, ya hoy pueden resolverse muchas cosas sin ningún esfuerzo en posición recostada hacia atrás y con un simple clic de ratón o mediante entrada de voz o con pantallas táctiles móviles. Pero no solo el cuerpo se beneficia de la posición tumbada, sino también la mente. Los resultados obtenidos en la investigación del sueño confirman que dormir, por ejemplo, varios minutos en posición tumbada aumenta, de hecho, el rendimiento de trabajo y el bienestar. Quienes integran una siesta energizante (power nap) en su ritmo de vida, dispone de forma medible de una mayor concentración, reacciones más rápidas, un mayor rendimiento y está más equilibrado que aquellos que prescinden de un intermezzo horizontal a lo largo del día.

Bilder

Dolores causados por malas posturas al sentarse

La silla de oficina ergonómica

Weitere Bilder

36_Ajuste-de-la-silla-de-oficina1240