slider produkte

Default Kopfgrafik

Kopfgrafik Entspannung 1903x550

Pupitres de pieImprimir

Lo ideal en el trabajo es alternar entre estar sentado y estar de pie.

El cuerpo humano demanda movimiento. Quien está todo el tiempo sentado, se enferma,aun cuando utilice una silla perfectamente adaptada. Entonces, ¿es mejor estar de pie que sentado? En el fondo, estar demasiado tiempo de pie también puede ser origen de dolencias.

Como ocurre a menudo, la solución se halla en el justo medio. En este caso, en una alternancia entre estar sentado, estar de pie y moverse. Así, el trabajo de oficina se dinamiza, y el cuerpo y la mente se activan y estimulan.

Estar de pie y estar sentado dañan al cuerpo de diferente forma. En la posición sentada, la presión sobre los discos intervertebrales es casi dos veces mayor que en la bipedestación.

Por ello, al trabajar en un escritorio debemos levantarnos con frecuencia para aliviar la carga de la columna vertebral. Con la simple acción de levantarnos estamos ejercitando la musculatura de la espalda y de las piernas, mejorando la respiración, estimulando el corazón y la circulación sanguínea, y activando la digestión y el sistema vegetativo. De pie, el ser humano está más despierto, más concentrado y con una mayor capacidad de reflejos. El cerebro funciona en la bipedestación entre un 5% y un 20% más que si se está sentado.

Animar a cambiar frecuentemente de posición

Para integrar esta necesaria dinámica de sedentación y bipedestación en la oficina se recomienda el uso de un pupitre de pie. Nótese, sin embargo, que existen diferentes tipos de pupitre de pie: desde el modelo de libre colocación, hasta el modelo móvil y el de posterior montaje sobre la mesa.

El pupitre de pie como puesto de trabajo debe estar diseñado de tal forma que anime a cambiar frecuentemente de posición, al tener, por ejemplo, cerca el teléfono.

Fácil ajuste de la altura

El pupitre de pie debe ofrecer la posibilidad de ajustarlo fácilmente al tamaño del cuerpo, de modo que los diferentes usuarios puedan trabajar con la espalda erguida en cualquiera de las posturas que adopten. Cuanto mayor es la rapidez y comodidad del ajuste de altura (¡sin herramientas!), mayor es el uso que se da al pupitre de pie. Lo más importante en un pupitre de pie es la altura correcta del borde frontal. Los codos deben encontrarse a aproximadamente dos dedos de anchura del borde frontal del tablero del pupitre cuando el brazo reposa sobre el tablero con el mentón apoyado en la mano hecha un puño.

Características del tablero del pupitre de pie

Aparte de ello, la posición de la superficie de trabajo debe poder girarse 360° alrededor del propio eje. De este modo, se permite un posicionamiento del tablero del pupitre saludable para la espalda en cualquier situación. Esto significa que la superficie de trabajo siempre debe ajustarse de tal manera que uno pueda estar de pie y trabajar directamente frente al pupitre/tablero. Además, tiene que ser lo suficientemente grande (como mínimo DIN A3).

El tablero del pupitre de pie debe disponer de un sistema mecánico de inclinación(¡fácil de manejar!), ya que cuanto más pueda inclinarse el tablero del pupitre, menos hay que inclinar la cabeza al escribir o leer. Esto evita contracturas musculares.

Reposapiés

Lo ideal es que el pupitre disponga de un reposapiés integrado (suministrable como componente de reequipamiento). El reposapiés ayuda a descargar las piernas y evitar que la cadera se incline hacia atrás, lo que provoca un encorvamiento de la espalda. A tal fin se recomienda apoyar los pies alternativamente sobre el reposapiés con las articulaciones de las rodillas anguladas (el llamado efecto de la barra).

El pupitre de pie debe tener una base estable. Las ruedas (en el caso del pupitre de pie móvil) deben ser fácil de bloquear. Así, se asegura que el pupitre no se desplace de lugar.

Pupitre de pie reequipable

En el caso de los pupitres de pie reequipables integrados en el puesto de trabajo es útil que dispongan de un sistema de fijación independiente del mobiliario. El pupitre de pie debe instalarse en el lugar más favorable para su uso de acuerdo a los procesos de trabajo individuales. A lo largo del proceso de uso esto puede cambiar. Además, el pupitre de pie debe ofrecer la suficiente estabilidad. Esto significa que el usuario debe poder apoyarse con el tronco sobre el pupitre.

Recomendación

Los médicos laborales aconsejan la siguiente fórmula para el trabajo ideal en la oficina: como máximo, un 50% del tiempo en posición sentada; aproximadamente un 25% de pie, y aproximadamente otro 25% en movimiento.

Observación

En la competencia global, saldrán ganando las empresas con los mejores puestos de trabajo y los de mayor calidad porque tendrán los mejores trabajadores y, además, los más motivados e innovadores.

La interrelación entre la calidad del puesto de trabajo y la competitividad se refleja ya hoy claramente en los balances de situación. La oficina necesita movimiento, ya que este fomenta el rendimiento intelectual y solo este asegura un rendimiento intelectual prolongado.

Resumen

  • Al disponer cada persona de una estatura diferente, es preciso que la altura sea ajustable gradualmente en un amplio margen. Las posibilidades de un ajuste fácil y cómodo fomentan la rápida adaptación al usuario y a la respectiva actividad.
  • Una superficie de trabajo con un tamaño suficientemente grande de, como mínimo, DIN A3. En caso de necesidad, diferentes tableros (formas) a elección.
  • Tablero giratorio de forma flexible alrededor del propio eje.
  • Posibilidad de ajustar fácilmente el tablero con una sola mano; ajuste del grado de inclinación de 0° a aprox. 70°. Evitación del deslizamiento de objetos sobre el tablero inclinada (p. ej. al leer) con ayuda de un dispositivo especial.
  • Superficie del tablero no reflectante y de bajo contraste.
  • Base estable.
  • Ruedas bloqueables (en el caso del pupitre de pie móvil).
  • Reposapiés integrado en el caso del pupitre de pie móvil (o un reposapiés suministrable en el pupitre de pie reequipable de uso sobre la mesa) que descargue las piernas al trabajar de pie.

Requisitos mínimos

  • Regulación sencilla de la altura
  • Fijación compatible con cualquier mueble (cuando se trate de un pupitre de pie complementario)
  • Tablero flexible capaz de girarse de forma flexible (360°)
  • Tablero de pupitre con opción de giro alrededor de su propio eje (360°). Solo en el caso de la pieza sobrepuesta al pupitre de pie.
  • Estabilidad
  • Reposapiés
  • Bandeja del pupitre suficientemente amplia (al menos DIN A3)
  • Debe evitarse el deslizamiento de los objetos.
  • Superficies de tablero no reflectante y de bajo contraste.

Otra característica importante

  • Accesorios como lámparas para el puesto de trabajo, soportes para el teléfono o bandejas
  • Diferentes modelos de tableros.
  • Ajuste de la inclinación > 30°.

Productos con el sello de calidad AGR de este área

Fabricantes

officeplus GmbH
Saline 29
78628 Rottweil
ALEMANIA
Tel. +49 741/24 80 4
Fax +49 741/24 82 30
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.officeplus.de

información adicional

El pupitre de pie debe

  • estar siempre presente.
  • incitar a usarlo.
  • poder utilizarse sin esfuerzo.
  • estar disponible directamente tras levantarse.
  • poder integrarse fácilmente.
  • instalarse en un lugar favorable, p. ej. al fijarse sobre el escritorio.
  • ser móvil, o sea, disponer p. ej. de ruedas.
  • estar equipado con un reposapiés.

La frecuente alternancia entre estar sentado, de pie y en movimiento es sana y fomenta el rendimiento, y se consigue cuando

  • el usuario no tiene que hacer un esfuerzo adicional,
  • mejora la organización del trabajo,
  • las ventajas personales se hacen notar directamente y
  • existen suficientes impulsos para cambiar de postura.

Vídeo

Bilder

La alternancia de posturas aligera la carga de la columna

Downloads und Links