slider produkte

Default Kopfgrafik

Kopfgrafik Entspannung 1903x550

Sillas de comedorImprimir

El comedor como centro de las actividades familiares saludable para la espalda

Las costumbres en el entorno familiar han cambiado con el paso del tiempo. Antes, se recibía a los invitados en el acogedor salón, el núcleo de cada casa. En el comedor solo se servían las comidas.

Hoy en día, sin embargo, mucha gente utiliza su comedor también como sala de estar. Numerosas casas se construyen con zonas de comedor y de estar abiertas. El comedor se está convirtiendo en el centro de la vida familiar. Después de la cena, uno se queda sentado, ya sea con los invitados o simplemente para pasar un rato agradable con los miembros de la familia.

No solo cómodas y confortables, sino también ergonómicas

Esta es la razón por la que están cambiando también los requisitos de funcionalidad que han de satisfacer tanto los muebles tapizados en el salón, como los muebles del comedor. Los muebles no solo tienen que ser cómodos y confortables, sino disponer de un diseño ergonómico y práctico. Los asientos que pueden ajustarse a las necesidades individuales del usuario tienen un efecto positivo sobre el bienestar y la salud de la espalda.

Apoyo al movimiento

Dado que moverse es una necesidad esencial del ser humano, las sillas que usamos para el comedor no solo deben ser aptas para el mayor número posible de personas, sino propiciar, además, una forma de sentarse dinámica. Así se sacia nuestro deseo inconsciente de movimiento, al tiempo que se descargan la columna y los discos intervertebrales. Esto ayuda a nuestra musculatura a la vez que influye de forma positiva sobre nuestra mente. Por consiguiente, la mecánica de movimientos debería permitir tanto una posición sentada activa como pasiva, lo que justificaría el movimiento en la zona de la superficie de asiento y/o en el respaldo. El cambio entre las posiciones tiene lugar mediante un balanceo armónico. El perfil del respaldo debería corresponderse con la forma anatómica de la columna vertebral lumbar.

Resumen

  • Las sillas de comedor deben ser aptas para personas con las más diferentes medidas corporales, y permitir una posición sentada dinámica y ergonómica, a la vez que relajada, agradable y confortable.
  • La silla debe ofrecer apoyo al tronco al adoptarse la posición sentada con la espalda contra el respaldo.
  • La altura del asiento debería hallarse aproximadamente entre los 44 y los 50 cm; el fondo del asiento, entre los 43,5 y los 48,5 cm. El ancho mínimo del asiento debería rondar los 42 cm.
  • El producto debe permitir una forma dinámica de sentarse. Por tanto, debe contar con un ángulo de inclinación de la superficie del asiento hacia delante y hacia atrás, un respaldo dinámico u otras soluciones adecuadas.
  • La tapicería de la superficie del asiento y del respaldo debe ser transpirable y permitir un buen microclima.

Requisitos mínimos

  • Altura del asiento: aprox. entre 44 y 50 cm (si la tapicería es blanda, la altura deberá ser algo mayor).
  • Fondo del asiento: aprox. entre 43,5 y 48,5 cm.
  • Ancho mínimo del asiento: aprox. 42 cm.
  • Apoyos lumbares (respaldo de diseño anatómico).
  • Posibilidad de moverse mientras se está sentado.
  • Tapicería transpirable que permita un buen microclima.

Otra característica importante

  • Reposabrazos para descargar los hombros.

Productos con el sello de calidad AGR de este área

Fabricantes

Moizi Möbel GmbH
Warburger Str. 37
33034 Brakel
ALEMANIA
Tel. +49 5272/37 15 0
Fax +49 5272/37 15 23
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.moizi.de

Bilder

Confort y ergonomía en el comedor.

Downloads und Links