slider produkte

Default Kopfgrafik

Kopfgrafik Entspannung 1903x550

Alfombras para el lugar de trabajoImprimir

Trabajar de pie: mejor sobre alfombras especiales

Ya sea en puestos de dependiente, en peluquerías, en salas de operaciones o, con especial frecuencia, en las fábricas: según el Instituto Federal de Seguridad en el Trabajo y Medicina Laboral, son cerca de 16,5 millones las personas en Alemania que deben trabajar de pie todo el día o parte de él. La posición de pie se considera poco peligrosa, pero su abuso puede acabar dañando el cuerpo. Las cargas a las que se somete el cuerpo pueden acarrear problemas musculares y articulares, dolores de espalda, varices e, incluso, problemas de circulación. Evidentemente, no es viable acabar con los trabajos que se realizan de pie, pero sí que se puede configurar el lugar de trabajo de tal forma que dicha posición sea mucho menos perjudicial. En el presente artículo, explicamos cómo contribuyen a ello las alfombras con propiedades amortiguadoras especiales para el lugar de trabajo.

Las alfombras para el lugar de trabajo protegen las articulaciones y aumentan la capacidad de rendimiento

Las alfombras con amortiguación ergonómica para el lugar de trabajo constituyen un alivio para muchos millones de personas a las que sus profesiones obligan a trabajar de pie. La elasticidad de las alfombras, ajustada a la fisiología humana, rebaja no solo la presión ejercida sobre las articulaciones del pie, la rodilla y las caderas, sino también la que opera sobre la columna vertebral. Otro efecto secundario positivo: la capacidad de concentración y de rendimiento se mantienen durante mucho más tiempo, lo que permite reducir los periodos de baja de los empleados, y, a su vez, aumentar la motivación.

Los suelos duros agotan la musculatura

La lógica que hay detrás de esto es muy sencilla: sobre un suelo duro, la musculatura se agota muy rápido; como consecuencia, la columna vertebral pierde su principal sostén y se desequilibra. Aumenta la carga sobre los discos intervertebrales, aparecen las dolorosas contracturas. Por otra parte, la reducción de la actividad muscular en las piernas resta impulso al retorno de la sangre desde las venas: este mecanismo, conocido como «bomba muscular», va dejando progresivamente de funcionar. Los resultados son sensación de piernas pesadas y estancamientos sanguíneos dolorosos. Aparece el riesgo de desarrollar varices y otros problemas circulatorios.

Estamos en forma durante más tiempo y no nos agotamos tan pronto

Las alfombras ergonómicas para el lugar de trabajo permiten evitar estos problemas. La carga por impacto disminuye y el especial diseño de las superficies estimula movimientos de compensación intuitivos. Esto tiene dos efectos positivos inmediatos: por un lado, la bomba muscular de las piernas se mantiene en funcionamiento, garantizando un riego sanguíneo fluido; por otro lado, la carga sobre la musculatura que rodea la columna vertebral se reparte de forma más equilibrada, con lo que se evitan presiones unilaterales sobre los discos intervertebrales. También es menor la carga a la que se someten las articulaciones de pies, rodillas y caderas.

Atención a la ergonomía y a la seguridad en el trabajo a partes iguales

Pero las alfombras ergonómicas para el lugar de trabajo no solo reportan beneficios en el plano de la salud. También desempeñan un importante papel en términos de seguridad laboral, siempre que tengan propiedades antideslizantes y, por tanto, no se vea incrementado el riesgo de caídas. Como ventaja adicional, reducen los daños en casos de caída de herramientas o de otros productos.

Con diferentes tramas geométricas en su superficie, las alfombras ergonómicas para el lugar de trabajo pueden utilizarse en entornos de trabajo secos, húmedos o con alta intensidad de giros. Para que su vida útil sea lo más larga posible, deben poder soportar cargas elevadas, presentar propiedades antideslizantes con una reducida resistencia a la torsión y disponer de cantos biselados.

Resumen

  • Una de las funciones principales de la alfombra para el lugar de trabajo es la de reducir los impactos que se producen al estar de pie, al andar o al girar, pues así se previenen los signos de fatiga en pies, piernas y espalda: la incidencia de contracturas musculares o piernas hinchadas es claramente menor.
  • El material de la alfombra debe ser elástico y ceder adecuadamente ante las cargas, con el fin de descargar las articulaciones. Sin embargo, la sensación de seguridad es importante: la elasticidad no debe ser demasiado elevada; quedan protegidos así los ligamentos de las articulaciones, que, en el caso de una alfombra demasiado blanda, se forzarían demasiado y podrían distenderse tras un uso prolongado.
  • Gracias a su elasticidad y estructura superficial, la alfombra activa la musculatura de las piernas, y, en especial, la de las pantorrillas. Se reducen las reacciones de sobrecarga del sistema musculo-esquelético generadas por cargas prolongadas del mismo.
  • Para que estar de pie sobre ellas sea seguro, es importante, además, que las alfombras para el lugar de trabajo presenten una adecuada resistencia al deslizamiento. La estructura superficial facilita, además, la percepción consciente de los bordes. En este sentido, la altura de la alfombra no debe suponer un riesgo de tropiezo adicional.
  • A fin de que las alfombras para el lugar de trabajo puedan emplearse en diferentes entornos, sus propiedades no pueden verse alteradas por el frío, el calor, la humedad, los ambientes secos o la ubicación en el exterior. También deben ser resistentes a los agentes químicos, aceites, grasas y sustancias similares. Lo ideal es que el fabricante disponga de resultados de evaluaciones para el campo de aplicación en cuestión. Es aconsejable que las alfombras sean fáciles de limpiar y no requieran mantenimiento.
  • No todos los lugares de trabajo son iguales; por eso, las alfombras deben poder adaptarse a las distintas circunstancias. Esto puede garantizarse mediante un corte hecho a medida, o bien mediante una disposición a modo de puzle. De este modo, es posible cubrir fácilmente áreas de trabajo de gran tamaño; en tales casos, ha de procurarse que las alfombras reposen sobre el suelo de forma estable y sin riesgo de deslizamiento.

Requisitos mínimos

  • Propiedades amortiguadoras para la reducción de signos de fatiga en pies, piernas y espalda.
  • Propiedades elásticas.
  • Sin cargas adicionales para las rodillas en los movimientos de giro y avance.
  • Superficies antideslizantes.
  • Utilizable bajo temperaturas muy altas o muy bajas.
  • Baja inflamabilidad.
  • Resistente a la radiación ultravioleta e impermeable.
  • Resistente a la mayoría de los aceites y grasas y a un gran número de agentes químicos.
  • Estructura superficial que facilite la percepción consciente de los bordes.
  • Altura del producto que no comporte un riesgo de tropiezo adicional.
  • Soluciones de unión de fácil manejo con zonas de transición a prueba de tropiezos.

Otra característica importante

  • Alta resistencia a la abrasión.
  • Utilizable en áreas higiénicas o destinadas a la manipulación de alimentos.
  • Material aislante de la electricidad.
  • Diferentes grados de dureza dentro de una misma alfombra para el trabajo de pie.
  • Variantes con efecto sonoro al pisar mediante módulos digitales.
  • Fácil de limpiar.

Productos con el sello de calidad AGR de este área

Fabricantes

KRAIBURG Austria GmbH & Co. KG
ERGOLASTEC
Webersdorf 11
5132 Geretsberg
AUSTRIA
Tel. +43 7748/72410
Fax +43 7748/724111
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.matting-systems.at/en

Bilder

Estas alfombrillas destinadas al puesto de trabajo no sólo protegen la espalda y las articulaciones, sino que además permiten aumentar el rendimiento.

Downloads und Links