slider produkte

Default Kopfgrafik

Kopfgrafik Entspannung 1903x550

Portabebés confortImprimir

Pegados al cuerpo

Apto para bebés y niños de corta edad a partir de 3,5 kg, aproximadamente. Para las «Mochilas portaniños» ver aquí

El estado emocional del ser humano es influenciado en gran medida por las hormonas. Esto es válido sobre todo para la proximidad entre los padres y el bebé. Con la oxitocina, la hormona del amor y la vinculación emocional interpersonal, la evolución ha creado la base perfecta para ello. Los padres y las madres lo conocen por experiencia propia. Si por ellos fuera, tendrían a sus hijos cerca de ellos todo el día.

Profundización del vínculo entre los padres y el bebé

Quizás también sea esta la razón por la que los portabebés juegan un papel decisivo en muchas familias: No solo son extremadamente prácticos, sino que permiten profundizar el contacto con el bebé mientras uno lo lleva consigo. Los pequeños aman estar cerca de su madre y su padre porque les hace sentirse seguros y protegidos. El hecho de llevar a los hijos cerca del cuerpo hace que también el padre establezca fuertes lazos en una forma completamente nueva.

Adaptación al bebé y al portador

Pero como incluso los bebés pesan varios kilos, cualquier ayuda de transporte que no sea la adecuada puede resultar un suplicio para la espalda del portador del bebé. Al elegir el portabebés adecuado es, pues, importante que no solo se tenga en cuenta el posicionamiento del niño de corta edad, sino también la comodidad del portador que carga con el niño. Como en otros tantos casos relacionados con la espalda, también aquí el portabebés tiene que adaptarse al usuario y no al revés. Correas regulables o formas diferentes son aspectos tan importantes como el hecho de que el portabebés tenga un peso reducido, pues, ¿quién quiere cargar más peso del necesario? El sistema de arneses tiene que ser suficientemente ancho y estar bien acolchado para que la presión ejercida sobre los hombros sea lo menor posible.

Posicionamiento del bebé

Desde el punto de vista de la comodidad del niño, los puntos más importantes a considerar son el fácil posicionamiento y la colocación segura del niño en el sistema de transporte. Solo así será agradable el manejo del portabebés y se utilizará con frecuencia. La llamada «posición de ranita»* (con las rodillas extendidas y las piernas en cuclillas) es muy importante para el desarrollo sano de las articulaciones de la cadera y de la columna vertebral, por lo debe ser posibilitada por el portabebés. Además, la parte de las piernas tiene que estar acolchada en ambos lados. Tampoco hay que olvidar la posibilidad de ajustar el apoyo para la cabeza, de tal manera que el campo visual del niño quede libre y este pueda ver el entorno que le rodea.

Teniendo en cuenta estos puntos y los que se enumeran más abajo a la hora de elegir el portabebés, el paquete resultante promoverá el bienestar tanto de los padres como del niño. Y esto no solo se lo agradecerá su hijo, sino también su espalda.

*Cuando alzamos a un recién nacido, este dobla automáticamente las piernas. La posición de ranita semeja esta posición natural, de tal modo que el niño está prácticamente en cuclillas sobre la cadera del portador: Las piernas están dobladas a la altura de la cadera en un ángulo de entre 90° y 110° y –dependiendo de la edad del niño, del volumen corporal del portador y la ayuda de transporte– separadas en un ángulo de entre 30° y 55°. Debe evitarse una aproximación de las rodillas, ya que en combinación con el pañal puede producirse un «efecto palanca» en la articulación de la cadera, lo que puede provocar una dislocación de la cadera.

Resumen

Los criterios más importantes para el usuario

  • Gracias a diferentes formas o correas regulables, el portabebés puede ajustarse a las estaturas de adultos más diversas.
  • El bebé debe poder llevarse tanto al abdomen como a la espalda, a menos que la camilla esté diseñada exclusivamente para niños muy pequeños. Éstos se llevan exclusivamente delante del vientre.
  • El peso propio del portabebés debe ser lo más reducido posible (hasta un kilo, aproximadamente) y el portabebés debe ofrecer la posibilidad de poner y quitarse de forma fácil y segura.
  • El portabebés debe disponer de un sistema de correas anchas y bien acolchadas de al menos seis y, a ser posible, ocho centímetros de anchura (destinadas a reducir la presión). Este sistema debe permitir llevar al bebé pegado al cuerpo y asegurarlo correctamente.
  • El sistema de transporte debe repartir la presión y las fuerzas de tracción que genera el peso del niño de forma saludable en la espalda, el tronco y la pelvis.
  • Todas las opciones de ajuste deben poder realizarse sin herramientas, y los materiales textiles deben ser inocuos y fáciles de recambiar y lavar.
  • Elementos de uso inconfundibles y compartimentos de fácil acceso para guardar objetos completan el portabebés óptimo.

Los criterios más importantes para el niño

  • Los portabebés confort deben ofrecer comodidad al tiempo que ergonomía. Como los recién nacidos crecen muy rápido, es una ventaja cuando el portabebés confort se puede ajustar al estado de desarrollo del niño. Los diferentes fabricantes ofrecen soluciones diferentes, en forma p. ej. de piezas insertables para recién nacidos u otras modalidades de ajuste en el propio portabebés.
  • Asegúrese de que el portabebés garantice la posición de ranita. Esta posición es importante para el desarrollo sano de las articulaciones de la cadera y de la columna vertebral del niño.
  • Un apoyo para la cabeza y la nuca es necesario a partir de los 3,5 kg de peso y hasta la edad en que el niño es capaz de mantener erguida la cabeza por sí mismo (en torno al 5º o 6º mes de vida).
  • La zona de las piernas debe estar acolchada a ambos lados para permitir una descarga de la presión.
  • Los tejidos lavables utilizados aseguran un clima de asiento óptimo.
  • Para que el niño pueda ver el entorno que le rodea, los apoyos plegables para la cabeza deben permitir la visibilidad.

Requisitos mínimos

  • Ser ajustable al bebé y al portador.
  • Apto para llevar el bebé bien al abdomen, bien a la espalda.
  • (Excepto las camillas de confort para bebés muy pequeños, que se llevan exclusivamente delante del estómago)
  • Peso propio reducido.
  • Posibilidad de introducir y volver a sacar al bebé de forma segura.
  • Sistema de arneses (en su caso, dotado de correas de muñeca adicionales).
  • Posibilidad de llevar al bebé en posición de ranita.
  • Zona de las piernas acolchada para descargar la presión.
  • Clima de asiento óptimo.
  • Ofrece al niño una vista despejada.
  • Fácil manejo.

Otra característica importante

  • Una capa impermeable que ofrezca protección contra el viento, la lluvia y la nieve.
  • Bolsas que ofrecen opciones de almacenamiento fáciles

Productos con el sello de calidad AGR de este área

Fabricantes

Ergobaby Europe GmbH
Mönckebergstr. 11
20095 Hamburg
ALEMANIA
Tel. +49 40/42 10 650
Fax +49 40/42 10 65 199
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.ergobaby.es

información adicional

Vídeo

Bilder

La ergonomia y el confort tanto del portador como del bebé

Downloads und Links