slider produkte

Default Kopfgrafik

Kopfgrafik Entspannung 1903x550

Muebles tapizadosImprimir

Sentarse bien, también en un tresillo

Quién no conoce esta situación: una velada agradable en casa o con un grupo de amigos. Pero a pesar del buen ambiente y la acogedora atmósfera, nos empezamos a sentir inquietos y cambiamos constantemente de posición. No nos sentimos a gusto y con frecuencia incluso nos empieza a doler la espalda. Una larga velada frente a la pantalla (según datos estadísticos permanecemos sentados entre 3 y 4 horas frente al televisor) se convierte en un suplicio. La causa de ello no es necesariamente el programa de televisión, sino un mueble de asiento inadecuado en cuyo desarrollo se puso más énfasis en el diseño que en la ergonomía y la funcionalidad.

Los muebles tapizados funcionales ofrecen sobre todo comodidad y ergonomía.

A diferencia de los sillones de descanso diseñados para estar sentado durante mucho tiempo o de los sillones para ver la televisión, en los tresillos no siempre es posible ajustar de forma individual la altura y la profundidad del asiento. Ello, sin duda alguna, sería la solución óptima. Sin embargo, también existen series de modelos en los que el sofá y el sillón pueden elegirse y combinarse con alturas y profundidades de asiento diferentes. Así, también es posible estar sentado en el salón de forma saludable para la espalda. Cuando en un mismo hogar viven, pues, personas de diferente estatura o para los visitantes, pueden considerarse las necesidades de cada una de ellas combinando diferentes tamaños de asiento.

¿Cómo sé qué medidas son las adecuadas?

Al estar sentado en posición erguida, los pies deben reposar cómodamente sobre el suelo. Los muslos y la parte inferior de las piernas deben formar un ángulo de 90 grados. Asegúrese al sentarse de que el borde frontal del asiento no presione la corva de la rodilla. Es preferible que el espacio libre en esta zona sea mayor a que el borde del asiento ejerza presión sobre la pantorrilla. De lo contrario, al poco tiempo sentirá un ligero, pero desagradable dolor por la presión ejercida. Además, puede verse obstaculizada la circulación sanguínea, lo que se manifiesta en forma de un cosquilleo en la parte inferior de las piernas y los pies. La espalda goza de un apoyo seguro cuando el respaldo alcanza hasta los hombros. La zona de la columna lumbar se apoya de forma ideal con un apoyo lumbar o de la cresta ilíaca, o bien con un acolchado especial y un respaldo con una forma saludable para la columna vertebral.

¿Qué es importante tener en cuenta al elegir un tresillo?

Un tresillo con función para tumbarse no es recomendable para cualquier asiento, pero sí para toda persona que utilice con frecuencia el tresillo. Por ello debe poder integrarse dicha función a elección. Una alternativa de relajación es también, por ejemplo, una función de extracción con reposabrazos abatibles. Finalmente es preciso asegurarse de que el extremo superior del respaldo se pueda ajustar de forma individual. Además, el sofá se utiliza mucho más como zona de relax en posición tumbada que como mero mueble de asiento. Lo ideal es, además, disponer de asientos de diferente dureza para satisfacer la sensación subjetiva de asiento. Atención: El hecho de que un acolchado sea «duro o blando» no determina en modo alguno el que se adopte una posición de asiento adecuada. También en el caso de muebles de asiento de buena calidad rige el principio de que hay que modificar la carga moviéndose. Esto significa que no hay que permanecer sentado demasiado tiempo. Aproveche los espacios de anuncios para hacer una pausa y moverse.

 

Resumen

  • Los tresillos deben ofrecerse con diferentes alturas y profundidades de asiento, si bien lo ideal es que también brinden la posibilidad de ajustar la anchura, para que cada una de las personas hogar puedan adoptar la posición de asiento más óptima posible.

  • En el caso del respaldo debe asegurarse que la longitud completa de la espalda esté apoyada contra este hasta la altura de los hombros. Idealmente aparte de ello, debe disponer de un apoyo lumbar ajustable, pero al menos de una estructura saludable para la espalda y de un apoyo de la cresta ilíaca superior (línea del cinturón).

  • Aun cuando los tresillos se consideran muebles de asiento, se utilizan cada vez más como zona de relax. Por ello debe ser posible integrar una función para tumbarse que permita ajustar también el reposacabezas del respaldo. Como alternativa, también se recomienda una función de extracción con reposabrazos abatibles.

  • Un acolchado duro o blando no es el factor que determina la forma de sentarse correctamente, pero sí contribuye decisivamente a la sensación personal subjetiva de estar cómodamente sentado. En consecuencia es preciso tener en cuenta la rigidez de los acolchados, ya que de ello depende que el usuario se sienta cómodo.

Requisitos mínimos

  • Alturas de asiento diferentes
  • Diferentes profundidades de asiento
  • Altura suficiente del respaldo.
  • Apoyo lumbar o apoyo efectivo de la columna lumbar
  • Alto grado de confort al estar sentado.
  • Fácil cambio de la carga.

Otra característica importante

  • Ajuste de la inclinación del asiento.
  • Diferentes profundidades de asiento/profundidades de asiento adecuadas
  • Integración de una función para tumbarse, incluido el ajuste del reposacabezas del respaldo.
  • Reposapiés integrado o separado.
  • Ajuste combinado de la profundidad y la altura del asiento
  • Diferentes anchos de asiento.
  • Función reclinable.
  • Función extraíble y reposabrazos abatibles

Productos con el sello de calidad AGR de este área

Fabricantes

himolla Polstermöbel GmbH
Landshuter Str. 38
84416 Taufkirchen/Vils
ALEMANIA
Tel. +49 8084/25-0
Fax +49 8084/25-558
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.himolla.com

Bilder

Tipos de asiento desaconsejables

Adoptar posturas incorrectas al sentarse aumenta la sobrecarga de la espalda

Diseño y ergonomía

Downloads und Links